Los grillos y los saltamontes son insectos que pertenecen al orden de los ortópteros, que se caracterizan por tener alas membranosas y patas traseras adaptadas para el salto. Estos insectos son capaces de producir sonidos mediante la estridulación, que consiste en frotar dos partes de su cuerpo para generar vibraciones. Sin embargo, no todos los ortópteros cantan de la misma forma ni con el mismo propósito. En este artículo te explicamos cómo identificar los cantos de grillos y saltamontes, así como las diferencias entre estos dos grupos de insectos.

¿Cómo cantan los grillos y los saltamontes?

Los grillos producen un canto agudo y penetrante, mientras que los saltamontes emiten un sonido más grave y ronroneante. Esto se debe a que los grillos usan sus alas para producir el sonido, mientras que los saltamontes usan sus cuerpos.

Los grillos tienen unas alas anteriores endurecidas y con venas que forman una especie de peine. Al frotar estas alas entre sí, hacen vibrar una membrana que actúa como caja de resonancia. Los grillos pueden modular la frecuencia y la intensidad de su canto abriendo o cerrando las alas, así como orientándolas hacia el suelo o hacia el aire.

Los saltamontes, por su parte, tienen unas patas traseras con una serie de salientes en el interior del fémur. Al frotar estas patas contra las alas posteriores, que son más finas y flexibles que las de los grillos, producen un sonido más bajo y menos intenso. Algunos saltamontes frotan las dos patas al mismo tiempo, mientras que otros alternan una y otra.

¿Cómo distinguir un grillo de un saltamontes?

Además del canto, hay otras características que permiten diferenciar a los grillos de los saltamontes. Estas son algunas de ellas:

¿Para qué cantan los grillos y los saltamontes?

El canto de los ortópteros tiene principalmente una función reproductiva. Los machos cantan para atraer a las hembras de su misma especie, así como para marcar su territorio y competir con otros machos. Las hembras pueden responder al canto con otro sonido o con un movimiento de sus alas o antenas.

El canto también puede tener una función comunicativa o social. Algunos ortópteros cantan para coordinarse con otros miembros de su grupo, para advertir de la presencia de depredadores o para regular la temperatura corporal.

El canto varía según la especie, el sexo, la edad, la hora del día, la temperatura y el estado anímico del insecto. Cada especie tiene un canto característico que le permite reconocerse entre sí y evitar el apareamiento con otras especies.

Los grillos y los saltamontes son insectos que cantan mediante la estridulación, pero lo hacen de forma diferente. Los grillos usan sus alas para generar un sonido agudo y penetrante, mientras que los saltamontes usan sus patas para producir un sonido grave y ronroneante. El canto tiene una función reproductiva, comunicativa y adaptativa. Para identificar el canto de estos insectos hay que prestar atención a la frecuencia, la intensidad, la duración y el ritmo del sonido.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a conocer mejor a estos fascinantes insectos. Si te ha gustado, compártelo con tus amigos y déjanos un comentario con tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad