Los mamíferos marinos son animales que viven en el agua, pero que respiran aire como nosotros. ¿Cómo lo hacen? ¿Cómo son sus pulmones? ¿Qué adaptaciones tienen para aguantar tanto tiempo bajo el agua? En este artículo te lo contamos todo.

¿Cómo respiran los mamíferos marinos?

Los mamíferos marinos tienen respiración pulmonar, es decir, que intercambian gases con el aire a través de unos órganos llamados pulmones. Los pulmones son unas bolsas llenas de aire que se comunican con el exterior por medio de la tráquea y los orificios nasales. Los orificios nasales de los mamíferos marinos se llaman espiráculos y están situados en la parte superior de la cabeza, para facilitar la respiración en la superficie del agua.

Los mamíferos marinos pueden respirar tanto por la boca como por el espiráculo, pero normalmente usan este último, ya que les permite expulsar el aire con más fuerza y rapidez. Cuando un mamífero marino sale a respirar, lo hace con un chorro de aire y vapor de agua que puede alcanzar varios metros de altura. Este chorro se llama soplo y es una forma de identificar a las diferentes especies de mamíferos marinos.

Los mamíferos marinos tienen que salir a respirar cada cierto tiempo, pero pueden permanecer sumergidos durante mucho tiempo gracias a unas adaptaciones especiales. Una de ellas es la capacidad de almacenar oxígeno en los músculos mediante una proteína llamada mioglobina. Esta proteína tiene propiedades antiadherentes que evitan que se formen burbujas de nitrógeno en la sangre, lo que podría causar la enfermedad del buceador. Otra adaptación es la capacidad de controlar el flujo de sangre a los órganos vitales, reduciendo el consumo de oxígeno y evitando la hipoxia. Además, los mamíferos marinos pueden modificar el volumen y la forma de sus pulmones para resistir la presión del agua y evitar el colapso pulmonar.

¿Cómo son los pulmones de los mamíferos marinos?

Los pulmones de los mamíferos marinos son similares a los de los mamíferos terrestres, pero tienen algunas diferencias. Por ejemplo, los pulmones de los cetáceos (ballenas y delfines) son más pequeños en proporción al tamaño corporal que los de los mamíferos terrestres, ya que no necesitan tanta capacidad pulmonar para vivir en el agua. Los pulmones de los cetáceos también tienen más alveolos, que son las estructuras donde se produce el intercambio gaseoso, lo que les permite una mayor eficiencia respiratoria.

Los pulmones de los pinnípedos (focas y leones marinos) son más grandes en proporción al tamaño corporal que los de los cetáceos, ya que pasan más tiempo en la superficie terrestre y necesitan más capacidad pulmonar para mantener la temperatura corporal. Los pulmones de los pinnípedos también tienen más tejido conectivo y elástico, lo que les permite expandirse y contraerse con mayor facilidad.

Los pulmones de los sirénidos (manatíes y dugongos) son muy largos y ocupan gran parte del cuerpo, desde el cuello hasta la cola. Esto les ayuda a mantener el equilibrio hidrostático y a flotar en el agua. Los pulmones de los sirénidos también tienen una gran cantidad de alveolos, lo que les permite una alta eficiencia respiratoria.

¿Qué mamífero no tiene pulmones?

Hay un grupo de animales que se consideran mamíferos marinos, pero que no tienen pulmones: las orcas. Las orcas son en realidad peces cartilaginosos, como los tiburones y las rayas, que pertenecen al orden de los quimeriformes. Las orcas no tienen esqueleto óseo ni vejiga natatoria, sino que se sostienen por medio de un tejido cartilaginoso y una gran cantidad de aceite en el hígado. Las orcas respiran por medio de unas branquias situadas en los laterales de la cabeza, que les permiten extraer el oxígeno del agua. Las orcas son los únicos mamíferos marinos que no tienen pulmones.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender mejor cómo respiran los mamíferos marinos y cómo son sus pulmones. Los mamíferos marinos son animales increíbles que se han adaptado a vivir en un medio tan exigente como el agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad