¿Te has preguntado alguna vez qué hay en el fondo abisal del océano? ¿Qué animales viven en esas condiciones extremas de oscuridad, frío y presión? ¿Cómo se adaptaron a ese ambiente tan hostil? En este artículo te contaremos algunos de los secretos que esconde el mundo submarino más profundo y fascinante.

¿Qué es el fondo abisal?

El fondo abisal es la parte del lecho marino que se encuentra entre los 4.000 y los 6.000 metros de profundidad. Es una zona afótica, es decir, que no recibe luz solar, y por lo tanto no hay fotosíntesis ni plantas. La temperatura es muy baja, entre 2 y 4 grados centígrados, y la presión es muy alta, entre 400 y 600 atmósferas. El fondo abisal está formado por sedimentos finos que se acumulan lentamente por la caída de materia orgánica desde las capas superiores del océano. También hay montañas, valles, llanuras y fosas oceánicas, que son las depresiones más profundas del planeta.

¿Qué animales viven en el fondo abisal?

A pesar de las condiciones tan duras, el fondo abisal alberga una gran diversidad de vida. Se estima que hay más de 17.000 especies de animales abisales, de las cuales 5.700 viven a más de 1.000 metros. Estos animales tienen adaptaciones especiales para sobrevivir en ese entorno, como por ejemplo:

Tipos de peces abisales

Entre los animales abisales más conocidos y sorprendentes están los peces abisales, que son aquellos que viven exclusivamente en las profundidades del océano. Algunos ejemplos son:

¿Cuál es el animal que vive en lo más profundo del océano?

El animal que vive en lo más profundo del océano es el pez baboso o caracolí (Pseudoliparis swirei), que fue descubierto en 2017 en la fosa de las Marianas, a 8.178 metros de profundidad. Es un pez sin escamas, de color rosado y transparente, que mide unos 10 cm y se alimenta de crustáceos y gusanos. Tiene un cuerpo gelatinoso y flexible, que le permite soportar la enorme presión del agua.

El fondo abisal es un mundo misterioso y fascinante, donde habitan animales increíbles que se han adaptado a las condiciones más extremas. Gracias a la exploración científica, cada vez conocemos más sobre estos seres vivos y su importancia para el equilibrio ecológico del planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad