¿Te has preguntado alguna vez cómo duermen los animales? ¿Sabías que hay mamíferos que pueden dormir con un ojo abierto, o que hay otros que no duermen nunca? En este artículo te voy a contar algunos datos curiosos sobre el sueño en los mamíferos, y cómo se relaciona con su forma de vida, su alimentación y su supervivencia.

¿Qué es el sueño?

El sueño es un estado fisiológico en el que se produce una disminución de la actividad sensorial y motora, y una alteración de la conciencia. El sueño tiene varias funciones importantes para el organismo, como la regulación del ritmo circadiano, la conservación de la energía, la consolidación de la memoria y el aprendizaje, y la eliminación de toxinas del cerebro.

El sueño se divide en dos fases principales: el sueño de ondas lentas (SOL) y el sueño de movimientos oculares rápidos (MOR). El SOL se caracteriza por una actividad cerebral lenta y sincronizada, y una relajación muscular. El MOR se caracteriza por una actividad cerebral rápida y desincronizada, y una parálisis muscular. Durante el MOR se producen los sueños más vívidos y complejos.

El ciclo de sueño se repite varias veces a lo largo de la noche, alternando entre SOL y MOR. Cada ciclo dura entre 90 y 120 minutos, y el tiempo dedicado a cada fase varía según la especie, la edad y el estado fisiológico.

¿Qué mamífero descansa sin dormir?

Hay algunos mamíferos que tienen una forma muy peculiar de descansar sin dormir. Se trata de los cetáceos, como las ballenas, los delfines y las orcas. Estos animales tienen que salir a la superficie para respirar, por lo que no pueden dormir profundamente como otros mamíferos. Lo que hacen es dormir con un hemisferio cerebral a la vez, mientras que el otro permanece despierto y controla la respiración y el movimiento. Así, pueden descansar sin perder la conciencia de su entorno ni dejar de nadar.

Los cetáceos duermen entre 4 y 8 horas al día, repartidas en periodos cortos de unos 20 minutos. Durante ese tiempo, cierran el ojo correspondiente al hemisferio cerebral que está durmiendo, y mantienen abierto el otro. Además, suelen dormir en grupo, formando círculos o filas para protegerse unos a otros.

¿Qué mamífero no duerme?

Hay un mamífero que nunca duerme, al menos no como lo conocemos nosotros. Se trata del elefante africano. Este animal tiene un metabolismo muy alto, lo que le obliga a comer casi constantemente para obtener suficiente energía. Por eso, solo dedica unas dos horas al día al descanso, que consiste en periodos breves de unos 5 minutos en los que se queda quieto o se apoya en un árbol o una roca.

Los elefantes africanos no entran en las fases de SOL ni de MOR, por lo que no se puede considerar que duerman realmente. Sin embargo, sí tienen episodios ocasionales de sueño profundo, que duran unos 20 minutos y se producen cada varios días. Durante estos episodios, los elefantes se tumban en el suelo y pierden la conciencia. Se cree que estos episodios son necesarios para mantener la salud mental y física de los elefantes.

¿Qué mamífero tiene el sueño más profundo?

Hay un mamífero que tiene el sueño más profundo de todos. Se trata del oso perezoso. Este animal vive en las selvas tropicales de América Central y del Sur, donde se alimenta principalmente de hojas. Su dieta es muy pobre en nutrientes y calorías, por lo que tiene que ahorrar energía al máximo. Por eso, pasa la mayor parte del tiempo colgado de las ramas de los árboles, durmiendo entre 15 y 20 horas al día.

Los osos perezosos tienen un sueño muy profundo, en el que entran en las fases de SOL y de MOR. Durante el SOL, su temperatura corporal baja hasta los 24°C, y su ritmo cardíaco se reduce a 6 latidos por minuto. Durante el MOR, su temperatura corporal sube hasta los 32°C, y su ritmo cardíaco se acelera a 150 latidos por minuto. Estos cambios térmicos y cardíacos son muy extremos, y se cree que son una adaptación para evitar la hipotermia y la deshidratación.

Como has visto, el sueño en los mamíferos es muy variado y depende de muchos factores, como el hábitat, la alimentación, el comportamiento y la evolución. El sueño es un fenómeno fascinante que nos revela mucho sobre la biología y la ecología de los animales. Espero que hayas disfrutado de este artículo y que hayas aprendido algo nuevo sobre el sueño en los mamíferos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad