¿Te imaginas comer un plato de gusanos, saltamontes o escorpiones? Puede que te parezca una idea repugnante, pero lo cierto es que hay muchas culturas en el mundo que incluyen los insectos en su dieta habitual. Se estima que hay más de 2000 especies de insectos comestibles, y que alrededor de 2000 millones de personas los consumen de forma regular. ¿Por qué lo hacen? ¿Qué beneficios tiene comer insectos? ¿Cómo se le llama a la cocina con insectos? En este artículo te lo contamos todo.

¿Cómo se le llama a la cocina con insectos?

La cocina con insectos se denomina entomofagia, que viene del griego entomon (insecto) y phagein (comer). La entomofagia es una práctica ancestral que se remonta a la prehistoria, cuando los humanos cazaban y recolectaban todo lo que podían para sobrevivir. Los insectos eran una fuente fácil y abundante de proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

Hoy en día, la entomofagia sigue siendo común en muchas partes del mundo, especialmente en Asia, África y América Latina. Algunos de los insectos más consumidos son los escarabajos, las orugas, las hormigas, las termitas, las abejas, las avispas, los grillos, los saltamontes, las langostas, los chapulines, los escorpiones y las arañas. Se pueden preparar de diversas formas: fritos, asados, hervidos, secos, molidos, en salsas, en sopas, en ensaladas, etc.

¿Por qué es importante comer insectos?

Comer insectos tiene muchos beneficios para la salud y el medio ambiente. Algunas de las razones por las que deberías probarlos son:

¿Cómo puedes incorporar los insectos a tu dieta?

Si te animas a probar los insectos, hay varias formas de hacerlo. Puedes comprarlos en tiendas especializadas o por internet, donde encontrarás productos como harina de grillo, barras energéticas de gusano o chocolate con hormigas. También puedes buscar recetas online o en libros de cocina con insectos, donde aprenderás a preparar platos como tacos de chapulines, hamburguesas de escarabajo o brownies de larvas.

Otra opción es viajar a lugares donde los insectos forman parte de la gastronomía local y degustarlos en restaurantes o mercados. Así podrás conocer la cultura y las tradiciones culinarias de otros países y regiones.

Conclusión

Los insectos son un alimento delicioso, nutritivo y ecológico que deberías probar al menos una vez en tu vida. No solo te sorprenderán por su sabor y textura, sino que también te aportarán beneficios para tu salud y el planeta. Además, podrás descubrir la riqueza y la diversidad de la cocina con insectos, que es una expresión de la historia y la identidad de muchos pueblos. ¿A qué esperas para darles una oportunidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad