¿Sabías que la pesca de arrastre es una de las prácticas más destructivas para el medio ambiente marino? En este artículo te explicamos qué es la pesca de arrastre, cómo afecta a los ecosistemas y a los pescadores, y qué medidas se pueden tomar para reducir su impacto.

¿Qué es la pesca de arrastre y de qué manera afecta a los pescadores?

La pesca de arrastre consiste en arrastrar una red grande y pesada por el fondo del mar, capturando todo lo que encuentra a su paso. Es un método utilizado para pescar especies comerciales que viven cerca del lecho marino, como el bacalao, el pez de roca, el calamar o el camarón.

Sin embargo, esta forma de pescar tiene muchos inconvenientes. Por un lado, genera una gran cantidad de captura accesoria, es decir, especies que no son el objetivo de la pesca y que se devuelven al mar muertas o moribundas. Se estima que la pesca de arrastre representa el 82% de la pesca accesoria descartada en el Pacífico Norte. Esto supone un desperdicio de recursos y una amenaza para la biodiversidad.

Por otro lado, la pesca de arrastre daña gravemente el hábitat de los organismos que viven en el fondo marino. La red remueve los sedimentos, altera la estructura y la composición del suelo, libera contaminantes y carbono, y destruye las formaciones coralinas y rocosas. Estos efectos pueden ser irreversibles o requerir décadas para recuperarse.

La pesca de arrastre también afecta negativamente a los pescadores, ya que reduce la productividad y la rentabilidad de los caladeros. Al disminuir la diversidad y la abundancia de las especies, se reduce el potencial pesquero y se aumenta el esfuerzo necesario para obtener las capturas. Además, al deteriorar el ecosistema, se pierden los servicios ambientales que este proporciona, como la regulación climática, la protección costera o el turismo.

¿Qué consecuencias tiene la pesca de arrastre en el lecho marino?

El lecho marino es el conjunto de sedimentos y rocas que cubren el fondo del océano. Es un ecosistema muy diverso y complejo, que alberga miles de especies adaptadas a las condiciones extremas de presión, temperatura y oscuridad. El lecho marino también juega un papel clave en el ciclo del carbono, ya que almacena grandes cantidades de este elemento en forma orgánica e inorgánica.

La pesca de arrastre tiene un impacto devastador sobre el lecho marino, especialmente en las zonas más profundas. Según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, esta práctica provoca una pérdida masiva de biomasa y biodiversidad en los ecosistemas sedimentarios profundos, convirtiéndolos en «desiertos» biológicos.

El estudio analizó los efectos del arrastre sobre 70 áreas del Mediterráneo y del Atlántico Nororiental, con profundidades entre 200 y 800 metros. Los resultados mostraron que la pesca de arrastre reduce en un 52% la biomasa media de los organismos bentónicos (que viven en el fondo), en un 39% su longevidad media y en un 21% su diversidad taxonómica.

Estos cambios implican una alteración profunda del funcionamiento del ecosistema, ya que afectan a los procesos biogeoquímicos, al flujo de energía y al ciclo del carbono. Por ejemplo, al disminuir la biomasa bentónica, se reduce la capacidad del lecho marino para retener y enterrar el carbono orgánico procedente de la superficie. Esto puede tener consecuencias para el clima global, ya que aumenta la liberación de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

¿Qué medidas se pueden tomar para reducir el impacto de la pesca de arrastre?

La pesca de arrastre es una actividad insostenible que pone en riesgo la salud de los océanos y el futuro de las pesquerías. Por eso, es necesario adoptar medidas urgentes para limitar su uso y mitigar sus efectos.

Algunas de las medidas que se pueden tomar son:

La pesca de arrastre es un problema grave que requiere una solución urgente. Si queremos preservar la riqueza y la belleza de los océanos, debemos actuar con responsabilidad y compromiso. Solo así podremos garantizar un futuro para los ecosistemas marinos y para las comunidades que dependen de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad