¿Sabías que cada año se extraen miles de huevos de tortuga de las playas donde estas ponen sus nidos? ¿Y que muchos de ellos se venden en el mercado negro por altos precios? En este artículo te voy a contar todo lo que necesitas saber sobre este tema tan importante para la conservación de estas especies marinas.

¿Qué son los huevos de tortuga y por qué son tan codiciados?

Los huevos de tortuga son los que ponen las hembras de algunas especies de tortugas marinas, como la tortuga boba, la tortuga verde o la tortuga laúd. Estos huevos tienen una forma redonda u ovalada, un tamaño de unos 5 centímetros y un color blanco o crema. Las hembras suelen poner entre 50 y 200 huevos por nido, y lo hacen varias veces al año.

Los huevos de tortuga son muy apreciados por algunas personas que los consideran un manjar, una medicina o un afrodisíaco. También hay quienes los coleccionan como objetos de decoración o los usan para hacer artesanías. Estas personas están dispuestas a pagar mucho dinero por ellos, lo que ha generado un lucrativo negocio ilegal.

¿Cómo se extraen y se venden los huevos de tortuga en el mercado negro?

Los huevos de tortuga se extraen de forma clandestina por personas que se dedican a buscar los nidos en las playas donde las tortugas ponen sus huevos. Estas personas suelen actuar de noche, cuando las hembras salen del mar para hacer sus nidos. Con palas, rastrillos o sus propias manos, desentierran los huevos y los guardan en bolsas o cestas.

Los huevos de tortuga se venden en el mercado negro a través de intermediarios que los distribuyen a diferentes destinos. Algunos se venden en mercados locales, donde se consumen crudos, cocidos o fritos. Otros se envían a otros países, donde se ofrecen en restaurantes, tiendas o sitios web. Los precios pueden variar según la demanda, la escasez o la calidad de los huevos, pero pueden llegar a superar los 100 euros por docena.

¿Cuánto tiempo tarda en crecer un huevo de tortuga y cómo saber si es fértil?

Un huevo de tortuga tarda entre 45 y 70 días en eclosionar, dependiendo de la especie y la temperatura del ambiente. Durante este tiempo, el embrión se desarrolla dentro del huevo hasta convertirse en una pequeña tortuguita que rompe el cascarón con su pico.

Para saber si un huevo de tortuga es fértil, hay que observar su aspecto y su comportamiento. Un huevo fértil suele tener una superficie lisa y brillante, mientras que uno infértil puede tener manchas, grietas o agujeros. Un huevo fértil también suele ser más pesado y más duro que uno infértil. Además, si se ilumina el huevo con una linterna, se puede ver el embrión moviéndose dentro del huevo.

¿Qué consecuencias tiene el comercio de huevos de tortuga para las poblaciones de estas especies?

El comercio de huevos de tortuga tiene consecuencias muy negativas para las poblaciones de estas especies, que están amenazadas por la extinción. Al extraer los huevos, se reduce el número de individuos que nacen y sobreviven, lo que disminuye la diversidad genética y la capacidad de adaptación. Además, al alterar los nidos, se aumenta el riesgo de depredación, erosión o contaminación.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), seis de las siete especies de tortugas marinas están en peligro crítico, en peligro o vulnerables. Se estima que solo una de cada mil tortugas marinas llega a la edad adulta. Por eso, es fundamental proteger sus hábitats y sus ciclos reproductivos.

¿Qué podemos hacer para evitar el comercio de huevos de tortuga y ayudar a su conservación?

Para evitar el comercio de huevos de tortuga y ayudar a su conservación, podemos tomar varias medidas:

Las tortugas marinas son animales fascinantes que llevan millones de años en el planeta. Su supervivencia depende de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad