El calentamiento global y el cambio climático tienen impactos significativos en los cultivos de salmones, en especial en el hemisferio norte y en sus pesquerías, donde son originarios estos peces, y muy usual su cría. Estos cambios, que ya son evidentes en el mundo a pesar de que se los quiere minimizar en algunos casos, afectan directamente en los diferentes organismos.

Cambio Climático y la Temperatura del Agua

Los cambios en la temperatura del agua y otros factores relacionados con el clima pueden afectar tanto a las poblaciones silvestres como a los cultivos en piscifactorías. Ya que al igual que la inmensa mayoría de los peces, no regulan su temperatura corporal, por lo que técnicamente se los conoce como poiquilotermos. Algunos de los impactos más importantes derivados de este cambio climático son:

La Temperatura del Agua y sus Impactos

La temperatura del agua: Según muestreos recientes, dan cuenta que la temperatura de la superficie de los océanos, ha aumentado en el último tiempo en 0,8 °C, en promedio, según datos de agosto del 2023. Se sabe que los océanos responden con mayor lentitud al cambio de temperatura, pero su equilibrio es más sensible, por lo que el producto de cualquier desbalance en ellos, produce mayor daño, y por extensión las actividades, que en ellos se realicen. Bajo esas circunstancias los salmones pueden verse afectados negativamente, ya que las aguas más cálidas pueden estresar a los salmones, cabe recordar que los peces en general son altamente afectados por el estrés, debido a que reduce sus defensas y esto es aprovechado por las bacterias y parásitos, esta reducción en sus defensas es provocada por cambios orgánicos que se alteran y afectan al sistema inmunológico, además de reducir su tasa de crecimiento.

Cambios en la Distribución Geográfica

Pero también existen cambios en la distribución geográfica: El aumento de la temperatura del agua puede llevar a cambios en la distribución geográfica de las poblaciones de salmones, produciendo derivaciones de poblaciones. Esto puede afectar a la pesca en áreas tradicionales y requerir adaptaciones en la industria salmonera.

Enfermedades y Parásitos: Un Riesgo Emergente

Las aguas más cálidas pueden favorecer el crecimiento de patógenos y parásitos que afectan a los salmones, como el piojo de mar (Caligus). Esto puede dar lugar a brotes de enfermedades en las poblaciones de peces en piscifactorías, lo que a su vez tiene un impacto económico negativo y también ambiental, ya que como es lógico suponer, favorece la eventual propagación de estos patógenos a poblaciones silvestres. Esta afección y otras más asociadas al aumento de temperatura del medio donde viven los peces ya es una gran preocupación porque estas afecciones ya han ocasionado pérdidas de importancia en esta área y es motivo de pérdidas económicas de gran impacto a la actividad.

Cambios en la Disponibilidad de Alimento

También se asocian al calentamiento global cambios en la disponibilidad de alimento: El aumento de la temperatura del agua puede alterar la disponibilidad y distribución de las especies que son presas de los salmones, lo que podría afectar su salud y crecimiento.

Acidificación del Océano y sus Efectos

No menos importante es la acidificación del océano: que se refiere al dióxido de carbono atmosférico absorbido por los océanos, lo que ocasiona un aumento de la acidez del agua. Esto puede afectar especialmente a los salmones en sus etapas iniciales de desarrollo, ya que los niveles más bajos de pH pueden debilitarlos significativamente.

Cambios en los Patrones de Desove

También puede ejercer cambios en los patrones de desove: Los salmones tienen patrones de migración y desove precisos, que se ven alterados por el cambio climático, lo que seguramente va a repercutir en la reproducción y en definitiva la supervivencia de las poblaciones.

Desafíos de los Extremos Climáticos

Extremos climáticos: Eventos climáticos extremos, como sequías y lluvias intensas, pueden afectar la calidad del agua y la infraestructura de las piscifactorías, lo que puede llevar a la pérdida de peces y daños a la industria, tanto para las que están instaladas en masas oceánicas o las de aguas costeras y continentales.

Riesgo Financiero y su Impacto en Comunidades

Riesgo financiero: La industria salmonera es una importante fuente de ingresos en muchas regiones del hemisferio norte y los impactos de este factor en los cultivos de salmones pueden ser económicamente significativos en las comunidades y empresas que dependen de esta. Además, hay que recordar que como todo cultivo acuático es un importante proveedor de proteína de origen animal de alta calidad.

Medidas de Adaptación y Mitigación

La industria salmonera en el hemisferio norte está tomando medidas significativas para abordar los desafíos derivados del calentamiento global y el cambio climático. Algunas de las estrategias clave incluyen:

Selección de Ubicaciones Adecuadas

• Movimiento de granjas: Algunas empresas de acuicultura han optado por reubicar sus operaciones en áreas con aguas más frías para contrarrestar el aumento de las temperaturas.

Mejoras en la Genética del Salmón

• Selección de cepas resistentes: Se está trabajando en la cría selectiva de salmones para desarrollar cepas más resistentes a las altas temperaturas y otros efectos del cambio climático.

Innovación Tecnológica

• Tecnologías de monitoreo: El uso de sensores y sistemas de monitoreo avanzados permite un seguimiento en tiempo real de las condiciones del agua, lo que ayuda a tomar decisiones informadas.

• Sistemas de recirculación: La tecnología de recirculación de agua en las instalaciones de acuicultura permite un mayor control de las condiciones del agua y una reducción del impacto ambiental.

Investigación y Desarrollo

• Investigación continua: La colaboración entre la industria, las instituciones académicas y las agencias gubernamentales es fundamental para avanzar en la comprensión de los impactos del cambio climático y en el desarrollo de soluciones.

Prácticas de Manejo Sostenible

• Control de enfermedades: Se promueven prácticas de manejo de enfermedades más estrictas, lo que incluye la reducción del uso de antibióticos y la mejora de las condiciones de cría.

• Regulación ambiental: La implementación y el cumplimiento de regulaciones ambientales más rigurosas son esenciales para reducir los impactos de la acuicultura en el medio ambiente marino, entendiendo estas regulaciones como sostenibles para el ambiente y las empresas, un equilibrio necesario, para mitigar impactos.

Perspectivas Futuras

El calentamiento global sigue siendo un desafío significativo para la industria salmonera en el hemisferio norte. A medida que las temperaturas continúan aumentando y los océanos se vuelven más ácidos, se requerirán esfuerzos sostenidos para garantizar la viabilidad y la sostenibilidad de esta industria crucial.

Colaboración para el Futuro

La colaboración entre los gobiernos, la industria y la comunidad científica es fundamental para comprender mejor los efectos del cambio climático y desarrollar soluciones adaptadas. La inversión en tecnología, investigación y prácticas sostenibles desempeñará un papel clave en la mitigación de los impactos negativos del calentamiento global en la industria salmonera.

Diversificación y Adaptación

Además, la diversificación de las operaciones de acuicultura y la adaptación a las condiciones cambiantes del océano son estrategias prometedoras para enfrentar los desafíos planteados por el calentamiento global. La industria salmonera continuará siendo un componente importante de la economía y la seguridad alimentaria en el hemisferio norte, y su capacidad de adaptación y resiliencia será esencial para su futuro éxito en un mundo afectado por el cambio climático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad